llámanos 911196915 806484113

La Casa VII

 -A esta Casa VII, la podríamos dar el nombre de la Casa de la colaboración y de la pareja, osea, representa las relaciones comprometidas, concierne a las relaciones matrimoniales y de negocios, ya sea el casarse, el divorcio, los contratos, pleitos o convenios y también los que sean de carácter publico, tanto a nivel material como espiritual.

casa-vii-1  -Debemos saber que esta Casa VII es justo la opuesta a la Casa I, y su cúspide marca el Descendente, que nos indica el signo que se pone por el horizonte en el momento del nacimiento y significa el encuentro con los demás. Esta casa es la zona mas alejada del Yo, en la Casa I y por tanto la mas cercana al Tú. Establecemos contacto con el ”tú eres” que es lo opuesto al ”Yo soy” de la primera casa.

  -Esta Casa VII, inaugura un nuevo ciclo de experiencias que tiene como denominador común un progresivo empequeñecimiento del Yo. Es la casa activa de la zona del tú, aquí ya no preguntamos al Tú como en la sexta casa, directamente pedimos o exigimos de manera abierta lo que queremos, es decir, dejamos claro lo que queremos del Tú.

  -Hay que tener en cuenta que dependiendo de los planetas que residan en esta casa, nos relacionaremos con los demás de una forma mas directa o indirecta, nos indican la capacidad que tenemos para este tipo de relaciones y del tipo de personas que buscamos para ellas. Esta Casa es lo que esta en nosotros pero inicialmente no reconocemos y en consecuencia lo atraemos, cuanto mas desconocimiento de nosotros mismos, mas atraemos ese destino.

casa-vii-2  -En esta casa siempre tratamos de tener una buena relación con el Tú, que sea funcional y quede claro lo que queremos del otro, negociamos y llegamos a acuerdos y compromisos poniéndolos por escrito para garantizar que se cumplan dichos tratos, ya que tiene suma importancia el que podamos fiarnos y sea positivo para ambas partes.

  -El numero siete, indica el sentido de un cambio después de un ciclo consumado, así como el inicio del hemisferio Sur, implica al acceso a una totalidad simbolizada por el siete, que ademas nos habla del encuentro entre lo masculino, el tres, y lo femenino, el cuatro.

  -Me gustaría apuntar que si nos fijamos en una baraja de Tarot, en los Arcanos Mayores, en concreto, podemos ver la similitud de que La Suma Sacerdotisa nº II y el Sumo Sacerdote nº V, suman siete, y ademas, el Emperador nº IV, y la Emperatriz nº III, también suman siete.

casa-vii-4  -Esta Casa es la invitación a la búsqueda del Tú verdadero, implica el descubrimiento de la presencia, cuando el tú se hace presente no tiene limites, es un misterio, se establece una relación directa, sin perjuicios ni defensas, lo que posibilita el encuentro autentico.  Por este motivo es una casa tan importante, nos indica la cooperación con otros o la falta de cooperación, y también hace evidente aquello de lo que la persona carece en mayor grado.

  -Con el Sol en la Casa VII, el tú y las relaciones con el tú son muy importantes para la autoconciencia. Con frecuencia, con el Sol en esta posición nos experimentamos a nosotros mismos en el contacto con los demás, es decir, proyectamos nuestro Yo sobre los demás, esperando la reacción que nosotros queremos, si esta no coincide, intentaremos persuadirlo o manipularlo hasta conseguirlo.

  -Estando el Sol en esta casa, intentamos influir en los demás con todo nuestro ser, y normalmente solemos conseguirlo, ya que las personas con el Sol en esta casa, aspiran a un intercambio intenso con el tú y con su energía vital pueden ofrecer mucho al tú.

  -Como es habitual, el comportamiento del tú, depende en gran medida de los planetas que habiten esta casa. Por ejemplo, con Júpiter  queremos ser complacientes con el tú y ayudarlo en situaciones difíciles, con Marte, estimulamos el tú a la colaboración y a producir rendimiento, con Venus somos amables, encantadores y atentos, ya que aspiramos a la armonía, etc.

  -Los planetas en esta casa aluden al tipo de experiencias que hemos de confrontar al entrar en relación, la mayoría de las veces conectamos con ellos a través de sus enviados, es decir, los socios, las parejas o los adversarios con los que nos relacionamos encarnan las características asociadas a los planetas y al regente de esta casa.

  -Tendemos a reconocernos mucho más en los rasgos vinculados al símbolo del Ascendente, condenándonos por ello, a que el signo opuesto sean aquellas actitudes, rasgos de conducta o personajes que nos resultan problemáticos.

 casa-vii-3 -Solo existe relación si somos capaces de encontrarnos con el tú, y para ello es necesario que los fantasmas que proyectamos sobre los demás vuelvan a su lugar de pertenencia, es decir, a uno mismo.

  -Existen unas leyes que regulan la relación con el otro, que ademas no obedecen alas categorías morales usuales, sino que nacen de una especie de necesidad universal. Toda realidad fundamental de un a relación, pasa por la exigencia de equilibrio, es por esto que el signo Libra rige esta casa, entendiendo el equilibrio como un factor dinámico que favorece el crecimiento y el conflicto.

  -La primera ley seria la cualidad especular de la relación, esto es el otro es un reflejo de uno mismo, la percepción que tenemos del otro rara vez suele ser objetiva o realista.

  -La segunda ley alude a una función compensatoria, esto significa que si uno se siente o piensa de algún modo en especial, parece que se condene a hallar las virtudes o los defectos opuestos en aquellos que le rodean.

  Debemos de saber que la Casa VII es la de Libra, nos habla de cooperación, sociabilidad y diplomacia.

  *Estas son las características de esta casa:

 casa-vii-5 Clave: La Relación con el Otro

  Triangulo: Relaciones

  Cualidad: Angular

  Hemisferios: Superior-Occidental

  Elemento: Aire

  Signo: Libra

Parte del cuerpo: Los Riñones y los Intestinos

  Opuesto: Casa I

error: Content is protected !!